Se refiere a un conjunto de diferentes inversiones, alternativas o proyectos que pertenecen a un mismo inversor, en otras palabras y como coloquialmente se dice: "para no tener los huevos en una sola canasta".

El objetivo principal al tener un portafolio de inversión es poder diversificar y disminuir el riesgo de perder todo nuestro capital de golpe.

Si todos nuestros ahorros fueran invertidos en un solo producto financiero, la rentabilidad que se obtendría dependería únicamente de los resultados de un sólo producto. En caso de que a este le fuera bien, el capital que podríamos adquirir sería enorme pero, ¿y si no? ¿y si todo fuese muy mal? En este caso podríamos perder todo lo invertido y quedarnos en cero.

Esta situación se puede evitar distribuyendo nuestras inversiones entre distintas empresas o instrumentos financieros y contar con un portafolio de inversión que nos ayude a gestionar mejor los movimientos.

Te recomendamos más información relacionada: La importancia de la diversificación
[Quiz] ¿Cuál es tu perfil de inversionista?
10 tips para evitar fraudes en inversiones por internet

Fuente consultada para complementar la definición de portafolio de inversión: https://www.seedcdc.com/diversifica-tu-cartera-a-largo-plazo-y-evita-riesgos/

¿Encontró su respuesta?