Es la frecuencia con la que pagará las deudas; es recomendable que coincida con la periodicidad de los ingresos.

¿Encontró su respuesta?