Los fondos de inversión son principalmente, una alternativa más de ahorro para las personas. 

De manera formal, los fondos son un vehículo de inversión que reúne las aportaciones de diversos ahorradores, estas aportaciones son gestionadas por profesionales e invertidas de forma conjunta en los activos que el equipo gestor considera adecuados (acciones, bonos, divisas...), para obtener la máxima rentabilidad posible.

En general, un fondo de inversión está compuesto por una canasta que incluye renta variable (más riesgo) y/o renta fija (más conservador), generando distintas combinaciones.

Las personas que invierten en un fondo se denominan partícipes, ya que lo que compran son participaciones en el fondo que adquieren.

El funcionamiento de un fondo de inversión es muy sencillo. El partícipe pone su dinero en el fondo y adquiere participaciones. La sociedad gestora integra ese dinero en el fondo y lo invierte dónde considera conveniente.

La composición cambia en cada fondo, dependiendo del riesgo y el horizonte de tiempo que el inversionista busque. A lo largo del período, el administrador del fondo venderá y comprará títulos para alcanzar el rendimiento objetivo del inversionista.

Otras cosas importantes sobre los fondos de inversión

  • Los fondos de inversión, también se conocen como Instituciones de Inversión Colectiva (IIC).
  • Un fondo puede invertir en cualquier zona geográfica, además de elegir la moneda en la que se invierte.
  • La cartera de un fondo de inversión, es el conjunto de títulos (acciones, letras, bonos, divisas…), o de activos físicos (inmuebles, materias primas, arte …) en su poder.
  • La sociedad gestora se hace cargo del dinero aportado y lo invierte de acuerdo con los criterios de inversión del fondo de que se trate. Esta sociedad cobra por sus servicios al fondo comisiones de gestión y de administración.

Fuentes consultadas que puedes visitar:

¿Encontró su respuesta?