Estrategia para el manejo de un portafolio de inversión que permite obtener rendimientos de diferentes activos. Dado que cada activo tiene un perfil de riesgo distinto, al incorporar varios activos se incorporan diferentes riesgos que pueden contrarrestarse uno con el otro. De esta forma, un portafolio bien diversificado reduce la volatilidad y maximiza el rendimiento.

¿Encontró su respuesta?